La Educación de Jóvenes y adultos se caracteriza por su diversidad en cuanto a los estudiantes, los docentes, los contextos, como también en cuanto a sus objetivos.

Para construir esta diversidad, la educación de jóvenes y adultos nos propone un abanico de alternativas horarias.

El sostenido desarrollo de la educación a distancia puede explicarse en parte por ofrecer un camino que hace posible la inclusión social y educativa de ciudadanos que fueron excluidos o no pudieron continuar dentro del sistema educativo por distintas situaciones y de otros que desean continuar con su formación y que requieren de esta opción para adecuar el estudio a sus realidades personales, sociales y laborales

Puede contribuir a la democratización, a la igualdad y a la ampliación de oportunidades ya que abre alternativas diferentes para que vastos sectores de jóvenes y adultos puedan satisfacer sus expectativas y necesidades formativas y a la vez, seguir con el ejercicio de otros roles que, como tales, desempeñan.